Ecuador reporta 126.419 positivos y 11.090 fallecidos por la COVID-19

Ecuador registra 126.419 positivos por el coronavirus SARS-CoV-2 y 11.090 fallecidos por la enfermedad de la COVID-19 desde el pasado 29 de febrero, según el reporte divulgado este domingo 20 de septiembre de 2020 por el Ministerio de Salud Pública.
El parte diario precisa que 7.296 de los decesos corresponden a muertes confirmadas por la enfermedad, a los que suma otros 3.794 casos de fallecimientos probables.
La estadística recoge los casos desde el pasado 29 de febrero, mes en que se registró el primer paciente contagiado de COVID-19 en Ecuador.
El informe indica que 102.852 personas se han recuperado del coronavirus, que otras 17.632 han recibido el alta hospitalaria y que 1.062 están hospitalizadas, de las cuales 377 tienen pronóstico reservado.
Por provincias, la andina de Pichincha, cuya capital es Quito, sigue a la cabeza en el número de contagios confirmados, con 33.435, mientras que los fallecidos oficiales ascienden a 1.328.
La provincia costera de Guayas, cuya cabecera es Guayaquil, ha acumulado 20.192 positivos de COVID-19 y 1.705 muertes oficiales por la enfermedad.
Les siguen las provincias de Manabí, con 9.440 contagios; Azuay, con 8.086, El Oro, con 5.277; Loja, con 5.112; Santo Domingo de los Tsáchilas, con 4.762; Tungurahua, con 4.544; Esmeraldas, 3.678; Cotopaxi, 3.569; Los Ríos, 3.470, e Imbabura, con 3.563.
La insular de Galápagos, situada a unos mil kilómetros de las costas continentales ecuatorianas, ya registra 186 positivos.
Entre los municipios con mayor número de contagios figuran Quito con 30.557, seguido de Guayaquil con 13.830.
Después constan ciudades como Cuenca con 6.502 casos positivos, Santo Domingo (3.992), Loja (4.007) y Ambato (3.494).
Ecuador aplicó el pasado 16 de marzo un estado de excepción en todo el territorio nacional para afrontar la expansión de la pandemia del coronavirus en el país, que en los primeros meses incluyó un proceso de cuarentena y un estricto confinamiento masivo.
Tras la finalización del mismo el pasado lunes el Gobierno nacional pidió «corresponsabilidad» a la población y el acatamiento de medidas tales como el lavado habitual de manos, el distanciamiento físico de al menos dos metros y el uso permanente de mascarillas.
Desde entonces Ecuador se encuentra en una nueva situación en la lucha contra la COVID-19, en la que prima la responsabilidad ciudadana, mientras que la imposición de las restricciones recae en los Gobiernos locales.

EFE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *