¡Guayaquil no abrirá los chongos hasta el otro año!… Dueños de prostíbulos analizan protocolos de bioseguridad.

Desde que inició la emergencia sanitaria, por el Covid-19 en el Ecuador, el Gobierno Nacional prohibió el funcionamiento de establecimientos en donde pueda existir aglomeración de personas.

Es así que, bares, discotecas, karaokes, prostíbulos y demás negocios nocturnos no han podido abrir sus puertas por casi seis meses.

Las disposiciones no se han cumplido del todo, ya que en Guayaquil se han clausurado establecimientos en donde se ofrecían servicios sexuales.

Según la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria, se consideran establecimientos donde se ejerce el trabajo sexual, todo local donde se oferten estos servicios tales como: prostíbulos, burdeles, casas de cita, casas de tolerancia o cualquiera sea la denominación comercial con que se den a conocer los mismos, pero que se encarguen de esta actividad. Así que pilas con los vecinos.

La respuesta de los empresarios

Ricky Vizcaino, presidente de la Asociación de bares y discotecas del Ecuador, manifestó que por reiteradas ocasiones han pedido a las autoridades de Gobierno y de los municipios acercamientos para tratar el tema de la apertura. El dirigente está consciente de que su sector será uno de los últimos en abrir. Sin embargo, pide que ya se inicie un trabajo para delimitar las nuevas condiciones de funcionamiento de estos negocios. “El tratamiento de una posible apertura de nuestros negocios ha sido casi nula por parte del Gobierno”, señaló

Con la finalización del Estado de Excepción el 13 de septiembre de 2020, la Alcaldesa de la ciudad, Cynthia Viteri ratificó que ningún establecimiento nocturno podrá abrir sus puertas, a diferencia de restaurantes y comercio en general que podrá funcionar hasta las 24:00.

Lo curioso del caso

Después de la solicitud de las trabajadoras sexuales para poder trabajar con algunos «protocolos de seguridad» en medio de la re activación de distintos sectores de la economía, apareció esta semana en redes sociales un video, del cual no se tiene fecha pero es el protocolo de bioseguridad de un burdel, donde sus trabajadoras muestran cómo aplicaran las medidas sanitarias.

El establecimiento responde al nombre de ‘Arem’, sin saber con exactitud dónde está ubicado, pero por el acento de las chicas se puede identificar que son colombianas, la grabación muestra cómo lo clientes deben entrar, con mascarillas, limpiarse las manos con desinfectante y alguien les toma la temperatura.

Luego los hombres son recibidos por mujeres con poca ropa, pero usando su mascarilla y una careta, además de mostrar la desinfección de mesas y cierto distanciamiento social con sus clientes.

Este video ha llamado la atención en redes sociales, donde los usuarios lo han tomado de manera chistosa e irónica, así como otros aplaudieron que apliquen medidas de bioseguridad para cuidar a todos del Coronavirus.

¿Podresmos hacer «El Delicioso» de lejitos? Déjanos tu comentario después de ver el video.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *